27 febrero 2024

El desarrollo de la electromovilidad avanza muy lento en el tercer trimestre del año

España se sitúa a la cola de la UE en vehículos electrificados y puntos de recarga

El desarrollo de la electromovilidad avanza en España, pero a un ritmo muy lento. En el tercer trimestre del año, el indicador de global de electromovilidad (que valora la penetración de los vehículos electrificados y la instalación de infraestructuras de recarga de acceso público) ha logrado un crecimiento de tan solo 0,4 puntos, con una valoración total de 14,6 puntos. De esta manera, España se mantiene en las últimas posiciones del ranking europeo, superando únicamente a Hungría y República Checa, pero cada vez más lejos del ritmo que marca Europa que, con un crecimiento de 1,1 puntos, alcanza una valoración media de 30,3 sobre 100.

Tal y como se refleja en el indicador global de electromovilidad, la distancia entre el conjunto europeo y España sigue aumentando, representando en el tercer trimestre una brecha de 15,7 puntos, siete décimas más que en el trimestre anterior. Mientras que países del entorno europeo como Alemania o Francia crecen 1,3 puntos y 1,7 puntos respectivamente, España sigue estancada con un crecimiento leve de cuatro décimas.

En cuanto al indicador nacional, la mayoría de las CCAA registran un aumento, donde destaca el notable crecimiento de Extremadura, Aragón y Castilla-La Mancha con variaciones de +1,6, +1,5 y +1,2 puntos, respectivamente. Por su parte, las regiones de Madrid, Navarra y Cataluña se mantienen en el Top-3 nacional.

En las últimas posiciones del ranking de la UE

En el tercer trimestre de 2022, el indicador de penetración del vehículo electrificado logra una valoración media de 23 puntos, que representa un escaso crecimiento de 3 décimas y que refleja una evolución muy inferior al trimestre anterior, que logró un aumento de un punto. Con esta puntuación, España se mantiene en las últimas posiciones del ranking del continente, en la que la media europea logra aumentar un punto situándose en los 48,4 puntos. A pesar de no haber cambios en el ranking, los países del entorno europeo logran mejorar su ritmo distanciándose en 25,4 puntos respecto a España.

En los tres primeros trimestres del año, España ha matriculado un total de 55.472 turismos electrificados, habiendo cumplido solo el 46,2% del objetivo de las 120.000 unidades necesarias en 2022 para cumplir los objetivos de reducción de emisiones exigidos. Para lograr alcanzar este hito, se tendrían que haber registrado 90.000 unidades electrificadas hasta el mes de septiembre.

Por su parte, en el contexto nacional, Madrid continúa a la cabeza del ranking con una valoración de 38 puntos, pero con un crecimiento de apenas una décima. No se observan grandes cambios a nivel regional, destacando únicamente la mejora de 2,1 puntos en Aragón, de 1,2 puntos en Extremadura y de 1 punto en Asturias.

Acelerar el ritmo de las infraestructuras de recarga de acceso público

El desarrollo de infraestructuras de recarga de acceso público para electromovilidad mantiene el ritmo de los últimos trimestres reflejando el lento progreso. En el tercer trimestre, el indicador de infraestructura de recarga alcanza una valoración de 6,2 puntos sobre 100, que supone un crecimiento de 6 décimas. Por su parte, la media europea se sitúa en los 12,1 puntos sobre 100, con un aumento de 1,2 puntos en el último trimestre, suponiendo el doble de valoración que la media nacional.

A pesar de este contexto general, cabe destacar el crecimiento de 9 décimas en el indicador de infraestructura de recarga rápida (≥ 50 kW), obteniendo una puntuación total de 7,4 sobre 100. De todos modos, todavía se encuentra por debajo del ritmo de Europa con 11,8 puntos.

En el ámbito nacional, destaca el crecimiento de 2 puntos de Extremadura, al igual que otras regiones como Castilla-La Mancha (+1,7 puntos) y La Rioja (+1,5 puntos). Estas mejoras se vinculan principalmente al despliegue de puntos de recarga públicos de alta velocidad.

Aumentan los punto de recarga pero por debajo de lo necesario

La infraestructura de recarga de acceso público ha aumentado en 793 puntos en el tercer trimestre de 2022, hasta 16.565 puntos de recarga de acceso público. Esta evolución se sitúa por debajo del aumento registrado en el segundo trimestre. A pesar del constante progreso que demuestra la infraestructura de recarga nacional, se sigue situando a un ritmo muy inferior del necesario. Con el total registrado en el tercer trimestre, España no alcanzará el objetivo de 45.000 puntos de recarga previstos para este año y necesarios para cumplir con las exigencias de los objetivos europeos y marcados a nivel nacional por el PNIEC para 2030.

Pocos puntos de recarga públicos

Es importante destacar que, si bien los puntos de recarga de acceso público totales han aumentado, hay un número significativo de puntos que, por no funcionamiento o por no ser de acceso público, se han suprimido en la actualización de este informe. Es, por tanto, urgente disponer de información precisa con la puesta en marcha del Punto de Acceso Nacional, tal y como prevé la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y que tendría que haber estado ya operativo desde mayo de 2022

De igual manera, cabe destacar que, de los 793 nuevos puntos de recarga instalados, 418 puntos corresponden a potencias de hasta 22 kW. A pesar de la evolución, la red nacional de puntos de recarga continúa siendo mayoritariamente de carga lenta, representando el 81% del total de la infraestructura. En el último trimestre se han instalado un total de 307 nuevos puntos de recarga por encima de los 50 kW, asociados a la carga rápida con tiempos inferiores a los 40 minutos. Cabe destacar que el 89% de los puntos de recarga de acceso público de alta potencia responde a proyectos de fabricantes de automóviles.

16 medidas para el despliegue de puntos de recarga

Desde ANFAC, como representante de los fabricantes de automóviles, se sigue trabajando en impulsar la electromovilidad en España a través de propuestas como las 16 medidas para el despliegue de puntos de recarga, así como el mapa de Infraestructuras de recarga a nivel nacional y por CC. AA. que permitan alcanzar 340.000 puntos de recarga en 2030 en línea con los objetivos planteados por el PNIEC y con el horizonte del cumplimento de las exigencias de reducción de emisiones marcadas desde la Comisión Europea. O con continuas propuestas de apoyo fiscal, recogidas en el Plan 1+12 y que se han presentado a distintos grupos parlamentarios en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2023.

Más de 230 vehículos electrificados en el mercado

“El progreso hacia la electromovilidad supone un gran reto para España y Europa, pero estamos avanzando a un ritmo muy lento. Una vez más, los datos registrados en este barómetro de electromovilidad no hacen más que reflejar el lento progreso en materia de infraestructura de recarga y de entrada de vehículos electrificados», señala José López-Tafall, director general de ANFAC. El sector de la automoción cumple con su papel y la oferta comercial sigue en aumento con cerca de 230 modelos en el mercado. Se trata de una amplia oferta que no se está viendo respondida con el mismo nivel de demanda.

«Esta transición hacia el vehículo electrificado ha de ser un ejercicio conjunto. No puede ser solo empujado por las marcas de automoción como está ocurriendo hasta la fecha. Somos fabricantes de coches no de puntos de recarga. El Gobierno ha apoyado en Europa el reciente aumento de exigencia de reducción de emisiones y la prohibición de la compra del vehículo de combustión para 2035. Pero ese mismo nivel de exigencia se tiene que plasmar con el mismo nivel de medidas y compromisos desde el ámbito público para poder alcanzarlos», indica López-Tafall.

 

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar