27 febrero 2024

El ITE desarrolla soluciones para una construcción sostenible y digitalizada

Construcción sostenible ITE

La protección del medioambiente y la sostenibilidad energética de edificios e instalaciones terciarias van de la mano. Para tener un conocimiento real del estado energético de una edificación las variables a medir son múltiples -refrigeración, calefacción, ventilación, aislamiento, iluminación y equipamiento eléctrico entre otras. Además, no sólo hay que tener en cuenta las del propio edificio, sino también las que se suceden durante el proceso completo de edificación. Por eso es fundamental englobar dentro de una misma metodología las diferentes acciones que determinan la respuesta energética de un edificio y lograr así una descripción lo más realista posible de su comportamiento. Por ello, el ITE desarrolla soluciones para una construcción sostenible y digitalizada.

Proyecto MODECEL

En ello centra su atención el proyecto MODECEL del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) – financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE)- que tiene como finalidad el desarrollo de soluciones orientadas a realizar un uso más eficiente de la energía de edificios en entornos urbanos y, en particular, en comunidades energéticas. Este proyecto abarca tres niveles de actuación: recubrimientos para mejorar el aislamiento térmico de la envolvente, nueva metodología basada en modelado digital orientada al diagnóstico y evaluación energética del edificio y diseño de soluciones digitalizadas para la gestión energética colectiva.

La importancia de las comunidades energéticas estriba en su propio objetivo, ya que son entidades formadas por socios (personas físicas, empresas, asociaciones, administraciones públicas, etcétera) que establecen la obtención de beneficios energéticos, económicos y medioambientales para dichos socios u otros externos, gracias a una participación cooperativa.

Durante el proyecto realizado por el ITE, los investigadores están concentrados en identificar qué medidas y actuaciones se pueden implementar para favorecer el uso eficiente de la energía teniendo en cuenta las características de la comunidad energética.

Para ello, el equipo se ha centrado en dos desarrollos. Por un lado, una metodología basada en simulación para el diagnóstico y evaluación energética de edificios y, por otro, una aplicación para smartphones. La app permite concienciar a usuarios residenciales sobre el uso que hacen de la energía con el fin último de promover cambios en su comportamiento que contribuyan a lograr los objetivos medioambientales y energéticos marcados por la comunidad. Con esto, el ITE desarrolla soluciones para una construcción sostenible y digitalizada.

Un nuevo desarrollo tecnológico que facilita la toma de decisiones

Las soluciones planteadas permiten sistematizar el proceso de modelado energético de los elementos pasivos de edificios del entorno residencial y terciario. Esto se consigue mediante el uso de software accesible, aunando en una misma metodología la definición de características constructivas del edificio, la definición de cargas térmicas, el consumo energético asociado a equipos, sistemas de generación renovable y sistemas de almacenamiento energético. Todo ello se lleva a cabo considerando diferentes escenarios de uso. Asimismo, se posibilita la evaluación automatizada y de acuerdo con una metodología estandarizada del impacto de incluir modernizaciones, reformas o mejoras respecto al diseño base a través de procesos que se repiten una y otra vez hasta conseguir un diseño mejorado.

La solución de MODECEL posibilita un mejor aprovechamiento de la energía, tanto desde el punto de vista constructivo como operacional, y promueven nuevos modelos de consumo y gestión energética dirigidos a la creación de entornos comunitarios con balance energético cero y positivo y climáticamente neutros.

Sus efectos son sumamente positivos ya que MODECEL tiene un beneficio directo sobre el consumidor final. Permite una reducción de costes a nivel energético, económico y ambiental. Por un lado, la metodología para el diagnóstico y evaluación energética de edificios facilitará la configuración de espacios más optimizados energéticamente. Y  por otro ayuda a usuarios y empresas del sector a seleccionar y priorizar las tecnologías más adecuadas en cada caso.

Ahorros económicos

Y por otro, los usuarios residenciales que integren la solución de gestión pasiva de la demanda colectiva conseguirán ahorros económicos relacionados con el suministro eléctrico. En general, empresas y organismos de distintos ámbitos se verán beneficiadas por los resultados de este proyecto, destacando a entidades locales, comunidades energéticas, empresas del sector de la construcción, empresas instaladoras, empresas de servicios energéticos y comercializadoras de energía.

El proyecto MODECEL, con expediente IMDEEA/2022/40, ha sido cofinanciado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar