10 julio 2024

El proyecto Haritza promueve la recuperación de residuos en el sector metalúrgico

Haritza recuperación de residuos en el sector metalúrgico

HARITZA (Roble, Quercus robur en latín, duro, con fortaleza y perseverancia) tiene por objetivo la perseverancia en la Investigación para la recuperación de residuos complejos en el sector metalúrgico,buscando también alternativas al residuo generado que aporte valor a otras industrias.

Así, el proyecto HARITZA se centra en la recuperación de las distintas tipologías de subproductos residuales que genera la industria metalúrgica (cerámicos y metálicos), sin alterar la materia prima. La idea es que pueda reutilizarse sin perder sus propiedades en los distintos puntos de utilización.

Reciclaje de materiales en Euskadi

Por ejemplo, en el caso de los metales, es posible reciclarlos constantemente casi de forma infinita; obteniendo una reutilización superior al 90%. Por tanto, la cadena de valor de reciclaje de metales de la UE y en particular de Euskadi, contribuye a reducir la dependencia de materiales importados y asegura el abastecimiento para la fabricación y mantenimiento de infraestructuras básicas (construcción, comunicación, transporte…).

La industria de la fundición desempeña un importante papel en el reciclaje de los materiales metálicos. Las chatarras procedentes del fin de la vida útil de componentes de acero, hierro, aluminio o cobre pueden refundirse y dar lugar a nuevos productos. Sin embargo, el sector tiene un serio problema en materiales necesarios para fabricar el producto que realizan como son los refractarios de los hornos, los finos cerámicos y metálicos del propio proceso, así como muchos de los materiales empleados. En este contexto surge la necesidad buscar alternativas al vertido para aquellos residuos que en un principio no son útiles para la fundición pero que pueden ser útiles en otros usos.

El RETO es recuperar económicamente, con tecnologías cero emisiones de carbono en relación a los materiales complejos residuales de la industria metalúrgica, para permitir ser reutilizados en la propia planta o inertizar para poder ser usados en otras industrias. Un ejemplo es inertizar la cascarilla y escorias para usar como materia prima en la fundición y la siderurgia o para nuevos productos refractarios en hornos de baja temperatura.

Diez empresas participan en el proyecto

En este proyecto participan hasta diez empresas entre las que se encuentra Saitec, encargada de realizar el ecodiseño, investigación y desarrollo de nuevos hormigones descarbonizados y de alta durabilidad en entornos marinos a partir de minerales industriales valorizados. El objetivo es reducir la huella de carbono y aumentar la durabilidad de los nuevos hormigones, incrementar la circularidad de los recursos minerales y desarrollar sistemas modulares fácilmente ensamblables, entre otros.

Otra de las empresas implicadas en este proyecto es Irurena Group. Esta entidad tiene como objetivo reutilizar estos residuos como materias primas en sus formulaciones para fabricación aditiva para su posterior uso en la fundición.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar