25 junio 2024

España emitió 294,9 millones de toneladas de Gases de Efecto Invernadero en 2021, un 5,7% más que el año anterior

Los servicios de transporte y almacenamiento son los que más aumentaron sus emisiones

En 2021 las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en España aumentaron un 5,7% y se situaron en 294,9 millones de toneladas de Dióxido de Carbono equivalente (tCO2e), según los datos del INE.

Entre 2008 (primer año de la serie contable) y 2021, la disminución de las emisiones de GEI ha sido del 29,6%.

Diferentes Gases de Efecto Invernadero

Existen distintos Gases de Efecto Invernadero. Los principales, por su nivel de emisiones, son el Dióxido de Carbono (CO2), el Metano (CH4) y el Óxido Nitroso (N2O).

Las emisiones de Dióxido de Carbono a la atmósfera aumentaron un 7,1% en 2021 y las de Metano un 1,0%. Por su parte, las de Óxido Nitroso se mantuvieron en niveles similares a los del año anterior.

Emisiones de Gases de Efecto Invernadero por ramas de actividad y hogares

La Industria manufacturera concentró el 25,4% del total de emisiones de Gases de Efecto Invernadero en 2021, mientras que los Hogares emitieron un 23,0% del total y la Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca un 17,3%.

Las ramas de actividad que más aumentaron sus emisiones de GEI en 2021 fueron los Servicios de transporte y almacenamiento (18,3%) y los Hogares (10,2%).

Respecto al año 2008, las ramas de actividad que más han disminuido las emisiones de GEI son Suministro de energía eléctrica, gas, vapor, aire acondicionado y agua (–57,7%) y Resto de ramas de actividad (–40,8%).

Mayores cantidades de Dióxido de Carbono

Las mayores cantidades de Dióxido de Carbono emitidas en 2021 correspondieron a la Industria manufacturera (70,0 millones de toneladas), los Hogares (65,0 millones) y los Servicios de transporte y almacenamiento (36,4 millones).

Por su parte, la Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca emitió las mayores cantidades de Metano (64,0% del total) y de Óxido Nitroso (77,8%).

Otros problemas ambientales que provocan efectos perjudiciales para el medio ambiente y la salud son los gases acidificantes, los gases precursores del ozono troposférico y las partículas (polvo fino).

Los gases acidificantes, que incluyen los Óxidos de Azufre (SOx), Óxidos de Nitrógeno (NOx) y Amoniaco (NH3) medidos en toneladas equivalentes de Dióxido de Azufre (tSO2e)2 en función de su grado de acidificación, se redujeron un 7,7% en 2020.

Los gases precursores del ozono troposférico, que se corresponden con los Compuestos Orgánicos Volátiles No Metánicos (COVNM), Óxidos de Nitrógeno (NOx), Metano (CH4) y Monóxido de Carbono (CO) medidos en toneladas equivalentes de COVNM2, disminuyeron un 12,6% en 2020.

Por su parte, las emisiones de partículas de diámetro aerodinámico inferior a 2,5 micras (PM2.5) bajaron un 5,8% en 2020 y alcanzaron los 121,9 miles de toneladas.

Las mayores emisiones de gases acidificantes correspondieron a la Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca (1.039,9 miles de toneladas de tSO2e), la Industria manufacturera (162,4) y los Servicios de transporte y almacenamiento (127,8).

Por su parte, la Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca emitió las mayores cantidades de gases precursores del ozono (523,0 miles de toneladas de COVNM equivalentes), seguido por la Industria manufacturera (389,4 miles de toneladas).

Las mayores cantidades de emisiones de partículas de diámetro aerodinámico inferior a 2,5 micras (PM2.5) correspondieron a la Agricultura, ganadería, selvicultura y pesca (51,1 miles de toneladas) y a los Hogares (44,3).

 

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar