23 junio 2024

La iniciativa «Solís Responsable» de Nestlé ahorra más de 1.4 millones de m3 de agua en el cultivo de tomate

"Solís Responsable" de Nestlé ahorra 1.4 millones de m3 de agua

Hace una década, en la apuesta de Nestlé por un modelo de gestión centrado en el uso de materias primas locales procedentes de cultivos de proximidad y con compromisos ambientales, la Compañía puso en marcha la iniciativa «Solís Responsable».

Dicho programa ha supuesto el cultivo del tomate aplicando técnicas para asegurar una agricultura local sostenible a largo plazo. Así, todo el tomate utilizado en el centro de producción de Nestlé en Miajadas (Cáceres) procede de campos cultivados en las Vegas del Guadiana, con un radio de aprovisionamiento inferior a los 50 kilómetros.

Agricultura local sostenible

Como resultado de todo el trabajo realizado entre 2013 y 2022, se ha conseguido un ahorro acumulado de más de 1,4 millones de m3 de agua, equivalente al consumo diario de más de 10,5 millones de personas. Asimismo, en este período se ha logrado un descenso medio de un 8% en el uso de productos de control de plagas y en un 6% en el uso de fertilizantes.

Con este proyecto de Solís de agricultura local sostenible, «Nestlé ha demostrado que un producto equilibrado, de sabor natural y sin conservantes, como las salsas de tomate, está perfectamente alineado con la protección del medio ambiente y con el desarrollo de un tejido agrícola local», ha destacado Ignasi Rosés, director de Culinarios de Nestlé España.

Para ello, en colaboración con el proveedor, se ha trabajado año tras año con los agricultores de la zona, quienes han aplicado buenas prácticas respetuosas con el medio ambiente a través de la implantación de medidas enfocadas tanto en el estudio y minimización del consumo de agua, como en el control y reduccion del uso de fertilizantes y pesticidas para el control de plagas.

Además, todo el tomate suministrado a la fábrica para su transformación en salsas de tomate Solís cuenta con la certificación de Producción Integrada de Extremadura, que ha supuesto extender la implementacion de ciertas buenas prácticas como el riego por goteo, comportando una reducción de la huella hídrica y convirtiendo a Solís en todo un modelo de agricultura local sostenible.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar