12 abril 2024

La vuelta al cole puede ser más sostenible y socialmente responsable

La vuelta al cole más sostenible y socialmente responsable

Una vuelta al cole sostenible. Parece imposible, pero no lo es. La vuelta al cole ha llegado para miles de familias. El desembolso económico extra, después de las vacaciones veraniegas, será importante. El consumo se disparará en las siguientes semanas, con todos los efectos negativos que esto tiene, no sólo para las economías familiares, sino también para el medio ambiente. Pero la vuelta al cole puede ser sostenible, y también una herramienta de cohesión social.

En los últimos años, el mercado de productos de segunda mano está creciendo. El consumo desmedido y la consiguiente generación de residuos está causando estragos en nuestro entorno medioambiental. Por eso, cada día son más las personas que deciden realizar sus compras con mayor responsabilidad.

La vuelta al cole implica, cada año, un exceso de consumo de productos, especialmente textiles, que van a tener poco recorrido. La mayoría acabará en nuestros vertederos en un breve período de tiempo. Si pensamos que para fabricar una camiseta de algodón se gastan 2.500 litros de agua y se emiten casi 3 kg de CO2 a la atmósfera, seremos conscientes del impacto medioambiental de la vuelta al cole. Afortunadamente, cada día son más las personas que toman conciencia de este impacto y se deciden, para sus compras textiles y de otro tipo, por la segunda mano. La reutilización se convierte en una herramienta imprescindible para lograr un ahorro económico y minimizar el impacto ambiental de la industria textil.

Según datos del Observatorio CETELEM, en la inminente vuelta al cole, el gasto medio previsto es de 265€ por hijo. Los productos de segunda mano recuperados son más económicos y, al alargar su ciclo vital, evitan daños irreparables a nuestro entorno. Facilitan, por tanto, que la vuelta al cole no sea tan gravosa para las familias y que, además, sea sostenible.

Una vuelta al cole sostenible y socialmente responsable

Las entidades de AERESS facilitan la inserción sociolaboral de personas en situación o riesgo de exclusión, mediante la gestión de residuos. Fieles a la jerarquía de residuos, priman la reducción y la recuperación de los mismos antes que su reciclaje, y en toda la gestión que esto implica, facilitan el acceso al mercado laboral de muchas personas.

Todas las entidades de AERESS cuentan con itinerarios de inserción que facilitan el acceso al mercado laboral de personas en situación de vulnerabilidad. La recuperación de residuos, su selección y preparación para la reutilización, permiten el funcionamiento de estos itinerarios y la creación de empleo digno. Siguiendo con el anterior ejemplo de la camiseta de algodón, reutilizar 500 unidades permite facilitar un mes de empleo a una persona en situación vulnerable. Además, todos los productos recuperados son puestos a la venta a unos precios más económicos que los productos nuevos y perfectamente acondicionados para su uso.

Las entidades de AERESS tienen tiendas de segunda mano en 13 comunidades autónomas, y pueden facilitar una vuelta al cole más sostenible, social y responsable.

https://aeress.org/tiendas-aeress/

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar