20 junio 2024

El Consejero de Sostenibilidad de la Junta de Andalucía anuncia una herramienta para el cálculo de huella de carbono municipal

El consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía AzulRamón Fernández-Pacheco, ha anunciado este lunes en Almería la puesta en marcha de la que va a ser la primera herramienta de cálculo de huella de carbono municipal. Una herramienta digital en forma de aplicación que la Junta de Andalucía va a poner a disposición de los ayuntamientos y los ciudadanos para que puedan medir las emisiones de gases de efecto invernadero y también las emisiones generadas por la energía eléctrica consumida.

Así lo ha expuesto el consejero y portavoz del Gobierno andaluz que ha pronunciado la conferencia ‘El desafío de la sostenibilidad en Andalucía’ en el marco de un encuentro-coloquio organizado en el Círculo Mercantil de Almería por La Voz de Almería y Cadena SER y patrocinado por Aqualia y Cosentino. Ante un público de más de 150 personas, la mayoría empresarios, miembros de la sociedad civil almeriense y representantes de instituciones públicas y privadas, Fernández-Pacheco ha adelantado cómo esta aplicación no sólo medirá emisiones, sino también la estimación de capacidad de absorción de carbono de cada municipio.

Esto permitirá a cada ayuntamiento conocer su propia realidad y tomar las acciones oportunas para corregir aquellas actuaciones que más negativamente afectan al medio ambiente. El consejero, que próximamente ofrecerá más detalles del funcionamiento de esta nueva herramienta, ha insistido en que se tratará de una herramienta de trabajo fácil de utilizar y que estará a disposición de todos en el Portal Andaluz de Cambio Climático.

Acompañado por el viceconsejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Sergio Arjona, la secretaria general de la consejería, María del Mar Plaza, y la secretaria general técnica, Rafaela Artacho, además de por los consejeros de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo RuralCarmen Crespo, y del titular de Turismo, Cultura y DeporteArturo Bernal, el consejero Fernández-Pacheco ha puesto el acento durante su conferencia en la sostenibilidad y en la Ley de Economía Circular que en las próximas semanas defenderá ante el Parlamento.

La LECA y la revolución verde

De la LECA ha dicho que es una «ley pionera que marcará el paso hacia la nueva economía verde«. Es, ha subrayado, un texto normativo que apuesta más por incentivar que por penalizar y que vendrá a dar seguridad jurídica, a facilitar y a favorecer lo que muchas empresas hacen ya y que no es otra cosa que «reutilizar el residuo como nuevo recurso«. «Apostar por la sostenibilidad es reducir costes, es dar una segunda, tercero o incluso cuarta oportunidad a los recursos y mejorar la imagen de cara a compradores y usuarios, cada vez más preocupados por el medio ambiente, la protección de la naturaleza y la lucha contra el cambio climático».

La apuesta del Gobierno andaluz, ha puesto de relieve Fernández-Pacheco, se traduce en una triple sostenibilidad, la ambiental, la económica y la social. El consejero y portavoz ha enumerado las diferentes realidades en las que se va a traducir la Ley de Economía Circular y que incluye desde una Oficina de Economía Circular a un Registro Público Andaluz en el que cada empresa o particular registrará el ciclo vital de cada producto o servicio, pasando por facilidades para la contratación pública ecológica o la Constitución del Centro de Innovación Digital como  espacio en el que interconectar instituciones públicas y empresas para dar impulso, entre todos, a la investigación, la innovación y las prácticas de economía circular en el sector privado.

Además de desgranar la LECA y explicar la sostenibilidad como agente transversal en todas las consejerías de la Junta, el consejero Fernández-Pacheco ha animado a los presentes a participar en el proceso de elaboración de la Estrategia Andaluza de Economía Azul, la EA2, que va a permitir situar a Andalucía en el punto de partida desde el que desarrollar, siempre bajo el sello de la sostenibilidad, la economía azul.

Y, como economía azul, el consejero de Sostenibilidad ha señalado todos aquellos sectores que tienen que ver con el aprovechamiento sostenible de mares, océanos y costas. Es decir, que bajo el enunciado de economía azul se  reúnen sectores tan importantes y variados como la pesca y la acuicultura o el transporte marítimo, pasando por las energías renovables marinas, los servicios portuarios, el turismo náutico o la biotecnología marina, por citar solo unos cuantos.

«Economía Azul es en Andalucía sinónimo de 300.000 empleosmás del 10% del PIB anual andaluz y una facturación de 17.000 millones de euros al año«, ha recalcado Fernández-Pacheco, que ha insistido en que economía Azul son entre 4.000 y 5.000 Pymes andaluzas cuya actividad está vinculada directamente al medio marino.

De hecho, el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul ha apuntado cómo bajo este último epígrafe se reúnen sectores novedosos e innovadores, además de asociados a la última tecnología, que han venido, no obstante, a desarrollar una actividad tan antigua como el ser humano y que no es otra que la de aprovechar los recursos que ofrecen mares, océanos y costas.

Estrategia de Economía Azul

Apoyar a todos y cada uno de estos emprendedores, a las empresas, a colegios profesionales vinculados estrechamente a la economía azul, a los proyectos de investigación y de I+D+i que se desarrollan en universidades y centros tecnológicos y ponerles fácil el acceso a una ‘autopista’ de recursos y opciones es motor de esta Consejería, ha concluido Fernández-Pacheco, que ha puesto el acento en el apoyo de la Junta a este sector y a infraestructuras y proyectos tan importantes como el Puerto-Ciudad de Almería.

«Un proyecto con el que la Junta se ha comprometido incluso económicamente al entenderlo como clave para la transformación urbana de la ciudad y como imprescindible de cara a hacer del puerto una gran plataforma logística que venga a liderar la economía de la provincia almeriense.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar