13 abril 2024

Endesa cubre toda la demanada energética de Castilla-La Mancha con las instalaciones renovables que ha puesto en marcha en 2022

Endesa renovables demanda energética Castilla-La Mancha

Enel Green Power España (EGPE), la filial renovable de Endesa, ha construido en 2022 un total de 919 MW de nueva capacidad renovable a la red de distribución eléctrica en España procedente principalmente de 16 instalaciones solares (567 MW) y 4 eólicas (306 MW), mientras que el resto provienen de mejoras realizadas en las instalaciones renovables existentes. Esta nueva capacidad renovable equivaldría al consumo energético de los hogares de Castilla-La Mancha.

Estas nuevas instalaciones renovables han supuesto una inversión de 852,3 millones de euros y la generación de más de 3.000 puestos de trabajo durante la fase de construcción de estas, primando la contratación de mano de obra local. Asimismo esta nueva capacidad elimina la necesidad de comprar 2.197 millones de metros cúbicos de gas por año.

“Endesa construyó en 2021 más de 600 MW de nueva capacidad renovable, y hemos cerrado 2022 con estos 919 MW de nueva capacidad. Son pasos importantes para lograr nuestro objetivo de descarbonización total de nuestro mix energético en 2040”, ha señalado Rafael González, director general de Generación de Endesa quien ha recordado que “en estos proyectos se han aplicado altos estándares de seguridad a la hora de su construcción y en ellos ahora se creará un ecosistema de agentes locales que permita la creación de valor compartido con el entorno, apostando por proyectos como la agrivoltaica, la apicultura entre paneles solares y la ganadería, impulsamos iniciativas que fomenten la eficiencia energética en el consumo de estos municipios o el desarrollo de medidas de protección de avifauna”.

Desarrollo renovable y comunidades locales

Las nuevas plantas renovables de Endesa se han ubicado en Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Andalucía y Baleares, desarrollando en todas estas comunidades proyectos que compaginan la actividad de las instalaciones con el entorno, buscando su máxima integración en el territorio. Se trata de convertir el desarrollo renovable en oportunidades de futuro y fijación de población en municipios generalmente ubicados en entornos rurales.

Todo este desarrollo renovable ha estado acompañado por un plan de formación que desde 2018 ha logrado formar a más 2.850 personas. Endesa, a través de su filial renovable, Enel Green Power España, tiene el objetivo de seguir ofreciendo cursos de formación los próximos años. Avanzando en nuevos programas de formación dirigida a la población local, formación ligada a nuestra actividad que ya forman parte del ADN de nuestros proyectos: formación en Prevención de Riesgos Laborales en instalaciones industriales, que hemos dado en el entorno de nuestros cierres, y formación en Operación y Mantenimiento de instalaciones renovables y montadores de paneles. Se incluirá también para el próximo año formación en sector primario, pues ya forma parte de la actividad en nuestras instalaciones, con casi 3000 personas ya formadas en el periodo 18-22 y más de 8000 personas previstas para los próximos dos años.

Construcción sostenible

Iniciativas para hacer el sitio de construcción sostenible, enfocado a que la construcción del proyecto tenga menor impacto medioambiental, con medidas que van más allá de lo que nos obliga la normativa: instalación de paneles solares en las casetas de obra, tanques de recogida de aguas, alumbrado eficiente, uso del coche eléctrico. Elementos que, en su mayoría, se donan posteriormente a la comunidad una vez finalizada la obra.

El bloque de desarrollo socioeconómico local, con iniciativas que empujen la actividad económica y el empleo local. A través de la formación anteriormente mencionada, la contratación a población local por parte de nuestros contratistas y la búsqueda de proyectos de colaboración con agentes locales en los diferentes sectores, primario, secundario y de servicios, para empujar esa actividad económica y empleo en la zona

Y por último, el eje de municipios sostenibles, con instalaciones de medidas de eficiencia energética y autoconsumo, comunidades energéticas o movilidad eléctrica, con las que ayudamos a estos municipios a que sean también sostenibles en consumo, convirtiéndose así en modelos de referencia en transición energética.

Además, en todas las plantas el material utilizado en la obra, como los paneles de autoconsumo, los tanques de agua y los desfibriladores han sido donados a las comunidades locales.

Castilla-La Mancha

En Castilla-La Mancha, la filial renovable de Endesa, EGPE, ha construido 5 instalaciones solares y 3 eólicas, para una capacidad total de 426,5 MW. Se trata de las plantas solares de Minglanilla I y II entre las localidades de Minglanilla y Granja de Iniesta en Cuenca, y Calatrava I, Ninobe 3 e Ibereléctrica I en el municipio ciudadrealeño de Manzanares. Mientras que en eólico, Endesa ha construido las plantas de Campillo I, II y III ubicadas en Campillo de Altobuey, Enguídanos, Puebla del Salvador, Minglanilla, Castillejo de Iniesta e Iniesta. Estas instalaciones eólicas producirán 452 gigavatios hora al año (GWh), y se han convertido en las más altas de Endesa en España, gracias a los 170 metros de altura que optimizan su funcionamiento.

Para la construcción de estas instalaciones se han contratado a más de 1.400 personas y se han invertido 377 millones de euros. Ahora que están en funcionamiento empieza el desarrollo de proyectos innovadores como el cultivo de azafrán entre paneles solares en las plantas de Minglanilla o la construcción de un hotel de insectos que aspira a entrar en el récord Guinness como el más grande de Europa.

Andalucía

En Andalucía la filial renovable de Endesa, EGPE, ha puesto en marcha 2 instalaciones solares en la provincia de Sevilla. Se trata de Sol de Casaquemada en Sanlúcar la Mayor y Esparragal en Guillena, para una capacidad total de 100 MW y una inversión de 81 millones de euros.

Para el desarrollo de esta nueva capacidad renovable ha contratado a un total de 400 personas, primando la contratación de mano de obra local. Además, la construcción de estos proyectos se ha basado en el modelo de «Sitio de Construcción Sostenible» de Enel Green Power España, incluyendo la instalación de paneles solares fotovoltaicos para cubrir parte de las necesidades energéticas durante la obra, medidas de ahorro de agua mediante la instalación de depósitos y uso de desfibidriladores material que ha sido donado a la comunidad local.

Aragón

En Aragón la filial renovable de Endesa, EGPE, ha construido una instalación solar y otra eólica, para una capacidad total de 90 MW. Se trata de la planta solar Tico II y la eólica Tico Wind en cuyas construcciones han trabajado más de 300 personas.

Estas plantas se han construido aplicando la tecnología más innovadora, como drones para el levantamiento topográfico, rastreo inteligente en la planta eólica de los componentes de la turbina, plataformas digitales avanzadas y soluciones de software para monitorizar y apoyar de manera remota las actividades.

Extremadura

En Extremadura la filial renovable de Endesa, EGPE, ha construido 5 instalaciones solares, para una capacidad total de casi 250 MW. Se trata de las plantas solares de Agripa, Alaudae y Gémina en el municipio de Lobón, Tierra de Badajoz en Badajoz y Torrecilla en Torrecillas de la Tiesa pendiente de conectarse a la red.

Para la construcción de estas instalaciones se han contratado a un total de casi 1.000 personas y se han invertido 175 millones de euros. Además en la construcción de estos proyectos se ha utilizado la última tecnología y aplicado sistemas innovadores que han permitido reducir el impacto ambiental durante la ejecución de la obra. Es el caso de la E-House utilizada para albergar los equipos electrónicos en las plantas solares puestas en marcha en Lobón. Esta instalación prefabricada ha reducido el uso de materiales en un 60%.

Baleares

En Baleares la filial renovable de Endesa, EGPE, ha construido 3 instalaciones solares, para una capacidad total de casi 20 MW. Se trata de las plantas solares de Son Reus y Son Orlandis en Palma y Can Lloreta en el municipio de Alcudia.

Para la construcción de estas instalaciones se han contratado a un total de 80 personas y se han invertido alrededor de 14 millones de euros. Estas plantas se han construido siguiendo el modelo de “Creación de Valor Compartido” que incorpora en su estrategia de negocio las prioridades y necesidades para mejorar las condiciones económicas y sociales del entorno local en el cual opera. Entre las acciones sociales y medioambientales que se han desarrollado destaca la formación de la población con el objetivo de mejorar la empleabilidad en un sector como el renovable con gran potencial de crecimiento.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar