25 junio 2024

Fontana Bodegas & Viñedos es la primera bodega en obtener el sello de certificación SWfCP con los nuevos requisitos de sostenibilidad

Fontana Bodegas & Viñedos sello certificación SWfCP

Apenas un mes después de que entrasen en vigor los nuevos requisitos de sostenibilidad social, económica y de gobernanza del sello de certificación ‘Sustainable Wineries for Climate Protection’ creado por la Federación Española del Vino (FEV), la primera bodega ha superado ya la auditoría por parte de una entidad de certificación independiente que le acredita como una organización sostenible en un sentido integral.

Primera bodega en obtener el sello de certificación SWfCP con los nuevos requisitos de sostenibilidad

Se trata de Fontana Bodegas & Viñedos, gestionada por Península Vinicultores, situada en La Fuente de Pedro Naharro (Cuenca) y perteneciente a la Denominación de Origen Uclés. Fontana obtuvo por primera vez el certificado en su versión medioambiental en 2016, el año de su lanzamiento, y desde entonces ha superado con éxito la auditoría de renovación hasta en tres ocasiones. Ahora se convierte en la primera bodega en completar la evaluación sobre aspectos sociales, económicos y de gobernanza y obtener así el sello ‘Sustainable Wineries for Climate Protection’.

El resto de las 60 bodegas que han obtenido hasta 2022 el certificado en su versión únicamente medioambiental tendrán hasta el 31 de diciembre de 2023 para evaluarse de los nuevos requisitos y mantener así el sello, mientras que todas aquellas bodegas que soliciten el certificado por primera vez este año ya lo harán bajo el nuevo esquema integral ‘SWfCP’.

Nuevos requisitos

Entre los nuevos requisitos sociales que se incorporan a la certificación están algunas acciones relacionadas con los trabajadores y proveedores de la bodega así como su vínculo con el territorio y cultura local en el que desarrollan su actividad o en el ámbito de la seguridad y salud de los consumidores. Por su parte, la dimensión económica evalúa cuestiones de eficiencia y resiliencia de la organización, mientras que en el capítulo de la gobernanza se han incluido aspectos sobre comportamiento ético, gestión y comunicación de la sostenibilidad.

Por último, en la dimensión medioambiental se mantienen los cuatro pilares originales del certificado (reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, gestión del agua, gestión de residuos y eficiencia energética) y se añade uno nuevo sobre el uso del suelo y biodiversidad.

Al igual que su versión anterior, «SWfCP» continua basándose en una filosofía de mejora continua por la cual las bodegas deben contar con un plan de trabajo específico para cad área, cuyo desarrollo es verificado cada dos años a través de una auditoría externa para poder mantener en vigor el certificado.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar