16 febrero 2024

Genia Bioenergy y Enagás Renovable presentan The Green Vector e inyectan Biometano en España

Genia Bioenergy y Enagás presentan TGV e inyectan Biometano

Enagás Renovable y Genia Bioenergy anuciaron ayer en Madrid la creación de una joint venture para crear ‘The Green Vector ’ (TGV), una plataforma para impulsar el desarrollo de biometano a partir de residuos orgánicos en España. La iniciativa integra a todos los actores de la cadena de valorización de los residuos, que contempla la producción, la distribución y el consumo final del biometano.

En esta presentación Antón Martínez, CEO de Enagás Renovable, y Gabriel Butler, CEO de Genia Bioenergy, han estado acompañados por Joan Groizard, director general de IDAE, y Naiara Ortiz, secretaria general de Sedigas.

Impulsar la descarbonización, la economía circular y la reducción de la dependencia energética

Esta iniciativa, que tiene como objetivo impulsar la descarbonización, la economía circular y la reducción de la dependencia energética, está en línea con la Hoja de Ruta del Biogás del Gobierno de España, el Plan Estratégico Integrado de Energía y Clima (PNIEC), el Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica (PNCCA), y los objetivos europeos marcados por el Plan REPowerEU y el Marco Europeo de Energía y Medio Ambiente 2030. Para ello, Genia Bioenergy y Enagás Renovable presentan TGV e inyectan Biometano a partir de residuos orgánicos en España.

Mediante un modelo de plataforma colaborativa, TGV prevé implantar hasta 2030 al menos 10 plantas de producción de biometano con capacidad para producir hasta 1 TWh de energía renovable cada año y gestionar de manera sostenible más de 1,5 millones de toneladas de residuos, evitando así la emisión de más de 1,8 millones de toneladas de COequivalente a la atmósfera. De esta manera, TGV contribuirá a cambiar el modelo de gestión y valorización de los residuos orgánicos, que se convertirán en gas de origen renovable mediante la técnica de biodigestión anaerobia.

El CEO de Enagás Renovable, Antón Martínez, ha destacado que “The Green Vector va a suponer un impulso decisivo a la gestión de los residuos orgánicos y a la producción de gas de origen renovable en España, haciéndolo además de manera colaborativa e integrando a los diferentes agentes del sector”.

Economía circular para todos los agentes de la cadena de valorización

El modelo de economía circular que introducirán estas plantas permitirá generar una red que integre a todos los agentes de la cadena de valorización de los residuos -compostadores, gestores de residuos, agricultores, ganaderos, industria agroalimentaria- y los conecte con los ayuntamientos de las diferentes localidades y áreas de proximidad a la ubicación de las plantas.

Según Gabriel Butler, CEO de Genia Bioenergy, “entre los objetivos de TGV está el impulsar la descarbonización de la economía ofreciendo una energía de fuentes renovables en un proceso que quiere dar un papel a todos los agentes de la gestión de los residuos y del biometano”.

Cinco nuevas plantas de biometano en España en 2026

Actualmente, ‘The Green Vector’ está impulsando cinco nuevas instalaciones de producción de biometano en España, cuyas fechas de puesta en operación están previstas hasta 2026.

En noviembre de 2021 las dos compañías anunciaron el primero de los proyectos: la construcción de una planta de biometano en Vencillón (Huesca). Esta instalación, cuyo inicio de construcción está previsto en 2024 y en la que se estima una inversión de más de 15 millones de euros, será capaz de digerir más de 140.000 toneladas de residuos orgánicos (principalmente estiércoles) y convertirlas en biometano con una capacidad energética de casi 100 GWh cada año, evitando así la emisión a la atmósfera de aproximadamente 150.000 toneladas de COequivalentes al año.

En noviembre de 2022 se anunció la construcción de una planta de biometano en Lugo, con una capacidad energética de más de 100 GWh al año que permitirá convertir en torno a 150.000 toneladas de biorresiduos en energía renovable al año.

Del resto de plantas, dos se ubican en Valencia, una con una valorización de hasta 180.000 toneladas de residuos orgánicos para producir más 80 GWh de energía al año, y otra con una producción de energía prevista de 100 GWh a partir de 130.000 toneladas de biorresiduos al año. La quinta planta prevista se ubica en Albacete, con una valoración de 100.000 toneladas de residuos orgánicos para producir también más de 80 GWh al año. Todas ellas tienen los terrenos identificados y asegurados.

Ampliación red de instalaciones

El objetivo de las dos compañías es ampliar esta red de instalaciones con nuevos proyectos que se anunciarán a medida que se vayan concretando las ubicaciones y se inicie el proceso de tramitación correspondiente.

TGV aúna, por un lado, la experiencia de Enagás Renovable en el desarrollo y la promoción de los gases renovables y, por otro, la tecnología y la capacidad de gestión e integración de todos los actores de la cadena de valorización de los residuos de Genia Bioenergy.

Ecosistemas económicos sostenibles en entornos rurales

Las plantas de producción de biometano promovidas por TGV generarán ecosistemas económicos en torno a los residuos (con procesos específicos de tratamiento y valorización) que contribuirán al desarrollo sostenible de la sociedad, especialmente de las zonas rurales. Estas instalaciones generarán modelos de economía circular, que crearán empleo, inversión y potenciarán el crecimiento económico local, reduciendo el impacto ambiental en la gestión de residuos.

Cómo se genera el biometano

El biogás se obtiene mediante un proceso de biodigestión de los residuos orgánicos, llamada digestión anaerobia, un proceso natural que acelera la producción de este gas renovable con alta concentración de metano, gracias a la acción de bacterias que viven en ausencia de oxígeno.

Mediante un proceso de upgrading se purifica el biogás dando lugar al biometano, con características similares a las del gas natural, por lo que se puede inyectar a la red gasista para su distribución, lo que permitiría a hogares, industrias y vehículos consumir energía proveniente de fuentes renovables.

En Europa existen cerca de 800 plantas que inyectan biometano a la red de distribución y más de 19.000 que producen biogás para autoconsumo o cogeneración.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar