27 febrero 2024

Naturgy apuesta por Utiel (Valencia) para la instalación de una nueva planta de gas renovable con capacidad para abastecer a más de 5.300 hogares

Naturgy Utiel (Valencia) planta de gas renovable 5.300 hogares

Naturgy da un paso más en su estrategia de impulso del gas renovable y construirá en colaboración con AEMA Servicios Energéticos una nueva planta de biometano, ubicada en el municipio valenciano de Utiel, con capacidad para producir 20 GWh anuales. La construcción del proyecto se iniciará próximamente al contar con la licencia ambiental y la de obras otorgadas por el Ayuntamiento de Utiel y conllevará una inversión de 2,7 millones de euros. Su fecha de entrada en operación está prevista para inicios de 2025.

Biogás para 5.300 hogares

La planta de Utiel utilizará residuos agroindustriales y tendrá capacidad para abastecer a más de 5.300 hogares con un gas de origen renovable que podrá ser inyectado en la red de distribución, evitando la emisión a la atmósfera de más de 4.300 toneladas de CO2 eq/año.

Ruta Valenciana del Biogás

El proyecto está alineado con la Ruta Valenciana del Biogás, que promueve la construcción de un centenar de plantas de gas renovable en la región para producir el 65% del gas consumido por los hogares valencianos.  “La planta de Utiel supone un paso más en la estrategia de Naturgy para liderar el impulso del biometano, un gas renovable con un enorme potencial para transformar nuestro actual modelo energético”, ha explicado Silvia Sanjoaquín, directora de Nuevos Negocios de Naturgy.

Naturgy promotor de gas renovable en España

La de Utiel será la quinta planta de biometano desarrollada y operada por Naturgy, consolidando al Grupo como uno de los principales promotores del gas renovable en España, con más de 60 proyectos en distintas fases de desarrollo. En operación, la compañía cuenta ya con dos plantas de producción propias de biometano: una situada en la EDAR de Bens (A Coruña) y otra ubicada en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), que fue la primera en España en inyectar a la red gas renovable procedente de vertedero.

A estas se sumará en los próximos meses una tercera que se encuentra actualmente en la fase final de construcción, ubicada en la explotación ganadera de Porgaporcs de Vila-Sana (Lleida), y una cuarta que está en tramitación en Torrefarrera (Lleida). Además, el grupo firmó recientemente un acuerdo para la adquisición de toda la producción de biometano del proyecto de Bioenergía Vallés Oriental (BioVO), ubicado en el municipio barcelonés de Granollers.

Por su parte, AEMA cuenta con una planta en operación de tratamiento de residuos en Vall d’Uxó (Castellón), con un proceso de digestión anaerobia para la producción de biogás, el cual es aprovechado mediante un motor de cogeneración para la producción de electricidad y energía térmica.

Sobre el gas renovable

El gas renovable es una energía verde con balance nulo o incluso negativo de emisiones, que es totalmente intercambiable por el gas natural, por lo que puede distribuirse a través de la infraestructura gasista existente y emplearse con las mismas aplicaciones energéticas en hogares, industrias, comercios y también para movilidad en el transporte, contribuyendo a la descarbonización. Este gas es clave para avanzar en la transición energética a la vez que contribuye a reforzar la seguridad energética del país y permite una mejor gestión de los residuos urbanos, industriales y agroalimentarios.

La producción de gases renovables está alineada con el recientemente aprobado paquete REPowerEU, el plan europeo para reducir la dependencia de los combustibles fósiles y avanzar en la transición verde. Dentro de este plan, el biometano inyectado en la red juega un papel clave para ir sustituyendo el uso del gas natural en los próximos años.

Sin embargo, este gas renovable aún tiene un largo desarrollo en España y requiere para su impulso de mecanismos de apoyo similares a los existentes en otros países del entorno como Francia o Alemania. España es el tercer país de Europa por potencial de producción de este gas de origen limpio y podría llegar a producir la cantidad equivalente al 40% del consumo de gas convencional, según un informe reciente publicado por Sedigas.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar