20 febrero 2024

Endesa activa el voluntariado energético para ayudar a familias vulnerables

Endesa activa el voluntariado energético para ayudar a familias vulnerables

Tanto la crisis social y económica causada por la pandemia, como el conflicto de la guerra de Ucrania y su afección al mercado de la energía, ha dado lugar a una alta volatibilidad y escalada en el precio que pueden provocar nuevas situaciones de exclusión. Endesa, en este sentido, además de habilitar de la manera más ágil posible los protocolos internos (sistemas para poder comunicar y contratar la nueva modalidad de bono social, comunicaciones a clientes con tarifa regulada, información a clientes con bono social, actualización de la información en la web, etc.), ha puesto en marcha diversas iniciativas voluntarias de índole social que contribuyan a reducir el impacto de esta situación. Por ello, Endesa activa el voluntariado energético para ayudar a familias vulnerables a mejorar la eficiencia energética y los consumos eléctricos.

Colaboración de Cruz Roja

En este sentido, se inicia la sexta edición del programa de Voluntariado Energético, en colaboración con Cruz Roja y la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), que persigue ayudar, a través de la implicación de sus empleados, a más de 3.000 familias en 17 localizaciones del territorio nacional.

El proyecto cuenta con dos líneas de actuación: por un lado, se asesorará a familias en factura de energía, eficiencia energética y bono social, haciendo hincapié en los últimos cambios regulatorios, que propicien que puedan optimizar su factura de energía. Esto se realizará a través de unos 100 talleres presenciales que se impartirán en Sevilla, Málaga y Huelva (Andalucía); Zaragoza (Aragón); Gerona, Barcelona, Tarragona y Lérida (Cataluña); Badajoz (Extremadura) y Madrid, así como a las islas de Mallorca, Menorca e Ibiza (Baleares) y Tenerife, La Gomera, Lanzarote y Fuerteventura (Canarias).

Además, en dichos talleres se entregarán kits de artículos de eficiencia energética que los asistentes podrán instalar en sus hogares para mejorar su habitabilidad, tales como ribetes y aislamientos para vidrios, reflectores para radiadores, regletas para evitar que los aparatos permanezcan encendidos en pausa gastando energía, bombillas de bajo consumo, etc.

Por otro lado, otra línea de actuación es la atención personalizada a familias con especial nivel de vulnerabilidad, donde se les facilitará un acompañamiento para optimizar su factura de energía a través de actuaciones como el cambio de potencia o la obtención del bono social. Este asesoramiento se realizará mediante el uso de la herramienta on-line ENERSOC desarrollada por ECODES. Asimismo, habrá actuaciones especiales de rehabilitación en aquellos hogares donde se detecten instalaciones con riesgo eléctrico con afección a la seguridad de las personas.

Tras la atención personalizada, ECODES medirá el impacto que esta actividad ha supuesto para las familias (ahorro generado, mejora del confort, etc.).

La iniciativa funciona desde 2015

Desde el inicio de esta iniciativa en el año 2015, cerca de 3.300 familias correspondientes a unas 10.000 personas, han sido beneficiadas de las diferentes actuaciones llevadas a cabo en el marco del proyecto.

Esta acción de voluntariado energético es una de las líneas de trabajo de Endesa en su compromiso con el Objetivo 7 de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas de “Acceso a la energía” que enmarca la lucha contra la pobreza energética, en colaboración con socios estratégicos como son Cruz Roja y ECODES. Bajo el modelo de Creación de Valor Compartido (CSV), Endesa impulsa la premisa de “no dejar a nadie atrás” en aquellas comunidades donde desarrolla su actividad. Esto es posible gracias a los voluntarios participantes en este programa, que ofrece a los empleados de la compañía la posibilidad de participar en iniciativas enfocadas a mejorar la vida de los demás y el entorno.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar