11 abril 2024

AIMPLAS demuestra que es posible dar una segunda vida a las basuras marinas en el Día Mundial de los Océanos

Actividad de AIMPLAS para retirar las basuras marinas

AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, pone en valor la labor que realiza con toda la cadena de valor para la concienciación, prevención y valorización para dar una segunda vida a las basuras marinas.

Dar una segunda vida a las basuras marinas

El centro, ante el Día Mundial de los Océanos que se celebra este jueves 8 de junio, presenta sus proyectos de investigación con el fin de dar un segundo uso a los plásticos recolectados, trabaja para conseguir que no se generen de nuevo y para reducir la cantidad de basuras marinas, siendo una de las claves la correcta gestión de los residuos.

En esta línea, AIMPLAS ha colaborado recientemente con la ONG Oceánidas apoyando a nivel de la Comunidad Valenciana su iniciativa Red de Vigilantes Marinos que un año más ha llevado a cabo una gran limpieza de fondos marinos en toda España apoyada por la AEBAM (Asociación Española de Basuras Marinas) y Asociación Vertidos Cero. En total, durante los días 3 y 4 de junio se han realizado limpiezas de fondos marinos y de playas por parte de buzos y personas voluntarias en 40 puntos de toda España en los que se han recogido 4.804 kilos de basuras marinas.

Esta gran limpieza de playas se enmarca en el Proyecto LIBERA de SEO/Birdlife y Ecoembes bajo el nombre 1m2 contra la basuraleza. En el caso de la actuación de Puzol, coordinada por el Club de Buceo Trotafons, personal de AIMPLAS ha participado además con sus familiares como parte de una acción de voluntariado y concienciación. En total 75 personas se han unido al resto de buzos y ciudadanía para recoger 120 kilos de basuras marinas que fueron contabilizados y clasificados para su correcta gestión e introducidos en la aplicación móvil Marnoba desarrollada por la Asociación Vertidos Cero y KAI Marine. Además, los buceadores han recogido los residuos con redes fabricadas artesanalmente por un grupo de mujeres, a partir de restos de redes abandonadas en el mar y recuperadas por los Vigilantes Marinos.

Proyectos demostradores

AIMPLAS está desarrollando demostradores a través de diferentes proyectos con el fin de evidenciar que un segundo uso de las basuras marinas es posible, así como concienciar sobre la adecuada gestión de los residuos.

Mancuernas SEAFIT fabricadas con un 30% de basuras marinas

Un ejemplo del aprovechamiento de residuos marinos son las mancuernas SEAFIT fabricadas con un 30% de basuras marinas, principalmente redes de pesca fuera de uso, y un 70% de polietileno natural reciclado, resultado de la colaboración de AIMPLAS con la ONG Plàstic Preciós.

Proyecto europeo OCEANETS

En esta línea, el centro también ha trabajado en el proyecto europeo OCEANETS, centrado en el desarrollo de soluciones tecnológicas alineadas con el modelo de Economía Circular relacionadas con las redes de pesca fuera de uso. Para ello, se han investigado nuevos métodos para prevenir su pérdida, facilitar su recuperación y reutilización, así como su reciclado en forma de nuevos productos textiles de alto valor añadido.

Mares Circulares de Coca Cola

Otro ejemplo está en la iniciativa Mares Circulares de Coca Cola que ha hecho posible recuperar un total de 5200 kilos de basuras marinas de las costas españolas y darles una segunda vida en forma de mobiliario urbano que se han instalado en los distintos puertos que han colaborado en la iniciativa a modo de reconocimiento a los pescadores involucrados.

Proyecto REPESCAPLAS

Y finalmente, en el proyecto REPESCAPLAS, el centro ha desarrollado todo un sistema de gestión de los plásticos recuperados del mar y su posterior reciclado para la fabricación de productos con valor comercial. Con este proyecto, AIMPLAS ha logrado profundizar en el conocimiento de las basuras marinas, sobre su ubicación y tipología, para poder crear toda una estrategia de pesca pasiva y gestión de estos residuos gracias a la colaboración del sector pesquero, así como mecanismos para la valorización de la fracción plástica.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar