20 junio 2024

Planeta sostenible: actúa en el presente pensando en el futuro

La sostenibilidad trata de proteger el planeta, frenar el cambio climático, activar la economía e impulsar el desarrollo social sin que se ponga en riesgo la vida sobre la Tierra y sin dejar a nadie atrás. Este concepto de planeta sostenible busca cubrir nuestras necesidades presentes sin comprometer los recursos de las generaciones futuras.

En la actualidad consumimos muchos más recursos de los que deberíamos, no somos sostenibles. Además de exprimir la biodiversidad del planeta, hace que generemos más residuos y emisiones. Así, aumentamos los gases de efecto invernadero en la atmósfera, el calentamiento global se acelera y nos exponemos a las peores consecuencias del cambio climático.

Nuestro proyecto Tu Planeta Sostenible es una plataforma digital de información abierta para empresas, administraciones, particulares y entidades que quieren mostrar al mundo lo que están haciendo por el futuro de nuestro planeta. Y lo haremos desde cinco secciones definidas.

El cambio climático lo podemos observar con nuestros ojos

El cambio climático no es un problema que está por llegar, es una realidad que vivimos ya en nuestro día a día y que podemos observar con nuestros propios ojos. Para luchar contra él, el primer paso es reducir las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero que provocan el aumento de las temperaturas.

El agua es clave para que el planeta siga funcionando

El agua es vida y una de las claves para que el planeta siga funcionando es asegurar su existencia y garantizar el acceso a ella. Su demanda es alta y está previsto que cada año lo sea más. La concienciación y sensibilización en el día a día de la población, de las administraciones y de las empresas es fundamental para incidir en sus hábitos cotidianos de consumo y lograr un uso sostenible del agua.

La implantación de una economía circular es básica para la sostenibilidad del planeta

La implantación de una economía circular es básica para la sostenibilidad del planeta, sus habitantes y de la propia economía. El modelo de producción lineal en el que los recursos son extraídos, fabricados, consumidos y finalmente desechados sin aprovechamiento posible, debe dar paso a un ciclo en el que producción, consumo y reciclaje forman un bucle que se mantiene por sí solo, con lo que se reduce el consumo de nuevas materias primas y energía a la vez que se disminuye también la generación de residuos y emisiones de gases de efecto invernadero.

La movilidad sostenible trata de lograr un uso racional de los medios de transporte

La movilidad sostenible es el conjunto de acciones destinadas a todos los ciudadanos que, de manera global, pretenden mejorar el desplazamiento y la calidad del entorno. Promover el uso del transporte e investigar y mejorar los combustibles alternativos son los principales objetivos que se persiguen para minimizar en la medida de lo posible el impacto ambiental y social que se pueda generar. La movilidad sostenible trata de lograr un uso racional de los medios de transporte para disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera, reducir el tiempo de los viajes y de los atascos, congestión y ruido; así como mejorar los servicios de transporte público y las condiciones de accesibilidad.

Energías limpias, inagotables y crecientemente competitiva

Las energías renovables son fuentes de energía limpias, inagotables y crecientemente competitivas. Se diferencian de los combustibles fósiles principalmente en su diversidad, abundancia y potencial de aprovechamiento en cualquier parte del planeta, pero sobre todo en que no producen gases de efecto invernadero causantes del cambio climático ni emisiones contaminantes. Además, sus costes evolucionan a la baja de forma sostenida, mientras que la tendencia general de costes de los combustibles fósiles es la opuesta como estamos comprobando, al margen de su volatilidad coyuntural.

Pequeños gestos diarios en todas estas temáticas pueden cambiar el mundo y conseguir un planeta más sostenible. Vivir en un planeta más sostenible depende de cada uno de nosotros y de lo que hagan los demás. Todas nuestras acciones, por pequeñas o insignificantes que parezcan, impactan directamente sobre nuestro entorno. Por eso es tan importante estar comprometidos y cuidar activamente del medioambiente.

Un planeta sostenible

Entre todos podemos cambiar el mundo. De hecho, la Tierra necesita que estemos unidos para protegerla, cuidar de ella y del medioambiente. La conciencia y la colaboración son fundamentales para que consigamos un planeta más sostenible.

Si a cada una de nuestras acciones, como por ejemplo reciclar correctamente en los contenedores, instalar placas solares en nuestro edificio, desplazarnos en bicicleta o comprar un coche eléctrico, ahorrar agua o minorar nuestras emisiones, le sumamos las pequeñas cosas que también puedan ir haciendo los demás, seremos capaces de generar un cambio positivo: reducir nuestra huella de carbono, frenar el calentamiento global, dejar de consumir recursos…Tu Planeta Sostenible se compromete desde ya a apostar por ello.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar