9 julio 2024

La COP27 acuerda la creación de un fondo para los daños en países vulnerables afectados por los desastres climáticos

Clausura COP27 en Egipto tras dos semanas de trabajos

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP27, celebrada durante dos semanas en Egipto, ha acordado que se financie un fondo específico para pérdidas y daños a los países vulnerables duramente afectados por los desastres climáticos. Sin embargo, no se ha concretado ni cuáles serán esos países ni cómo se financiará dicho fondo.

Financiación de las pérdidas y daños por el cambio climático

«Es un resultado histórico que beneficia a los más vulnerables de todo el mundo. Hemos determinado el camino a seguir en una conversación que ha durado décadas sobre la financiación de las pérdidas y los daños, deliberando sobre cómo abordar los impactos en las comunidades cuyas vidas y medios de subsistencia han sido arruinados por los peores impactos del cambio climático”, asegura Simon Stiell, secretario ejecutivo de ONU Cambio Climático.

COP27: plan implementación Sharm el Sheij

Conocido como el Plan de implementación de Sharm el Sheij (Egipto), se espera que la transformación mundial hacia una economía baja en emisiones de carbono requiera inversiones de al menos 4 a 6 billones de dólares al año. La obtención de esta financiación requerirá una transformación rápida y completa del sistema financiero y de sus estructuras y procesos, con la participación de los gobiernos, los bancos centrales, los bancos comerciales, los inversores institucionales y otros actores financieros.

No se ha avanzado por su parte en la Conferencia, y pese al interés de algunos países y entidades ecologistas, en la eliminación progresiva de los combustibles fósiles.

Limitar el aumento de la temperatura mundial

La COP27 también ha tomado una serie de decisiones y entre ellas la de limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Dichas decisiones también servirán para reforzar la acción de los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a los efectos inevitables del cambio climático, además de impulsar el apoyo al financiamiento, la tecnología y la creación de capacidades que necesitan los países en desarrollo.

Un duro informe de ONU Cambio Climático indica que el cumplimiento de los compromisos actuales por parte de los gobiernos nacionales sitúa al mundo en la senda de un calentamiento de 2,5 °C para finales de siglo. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU indica que las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse en un 45 % de aquí a 2030 para limitar el calentamiento global a 1,5°C.

La COP27 reunió también a más de 45 000 participantes para compartir ideas y soluciones, y crear alianzas y coaliciones. Los pueblos indígenas, las comunidades locales, las ciudades y la sociedad civil, incluidos jóvenes y niños mostraron cómo están afrontando el cambio climático, y compartieron cómo afecta a sus vidas.

Comparte este artículo

Artículos que te podrían interesar